1 Crónicas Capítulo 16


1 Crónicas 16: 1 “Entonces trajeron el arca de Dios y la pusieron en medio de la tienda que David había lanzado para ella; y ofrecieron sacrificios y ofrendas de paz ante Dios”.

(1 Crónicas 16: 1-3), están separados erróneamente de los versículos finales (1 Crón. 15). La narrativa sigue siendo paralela a (2 Sam. 17-19a). Las diferencias no son importantes.

“Dios”: Samuel, Jehová.

“Y configúralo”: Samuel agrega, “en su lugar”.

“Y ofrecieron sacrificios quemados”: Samuel, “y David ofreció una palabra diferente:” sacrificios quemados delante de Jehová “. Nuestra narrativa se preocupa por dejar en claro que los sacerdotes y los levitas ministraron en los sacrificios.

Una persona, ya sea un rey o simplemente un plebeyo, nunca descansa en su corazón hasta que haya establecido un lugar para adorar a su Dios. David tenía una hermosa casa de cedro, pero nunca podría estar en casa allí hasta que tuviera un lugar para el Arca, para poder ir y adorar a Dios allí. Todas las riquezas y el poder en el mundo no traerán felicidad. Debemos tener paz en nuestras almas que solo Dios puede traer. El lugar para la tienda se había preparado, y David había erigido esta tienda similar al tabernáculo en el desierto. No se nos dice qué preparaciones se hicieron dentro de la tienda. Los sacrificios quemados simbolizaban la expiación. Las ofrendas de paz fueron para reconciliar a Dios y al hombre.

1 Crónicas 16: 2 “Y cuando David terminó de ofrecer los holocaustos y las ofrendas de paz, bendijo al pueblo en el nombre de Jehová”.

En hebreo, el holocausto, como si se tratara de un gran holocausto. Este verso es idéntico a (2 Sam. 6:18), solo omitiendo a Sabaoth, que significa las huestes del cielo en el título bíblico “Señor (Dios) de Sabaoth”), al final. un título divino que tal vez fue obsoleto en los días del cronista.

“Bendijo a la gente en el nombre del Señor” (compare Números 6: 22-27; 1 Reyes 8:14; 8:55; Deut. 33: 1).

Esta bendición del SEÑOR, pronunciada por David, fue como una declaración profética. Estaba tan abrumado por la presencia de Dios simbolizada por el Arca que habló de Dios a través de su corazón a la gente.

1 Crónicas 16: 3 “Y repartió a cada uno de Israel, tanto hombres como mujeres, a cada uno una hogaza de pan, un buen trozo de carne y una jarra [de vino]”.

Literalmente, a cada hombre de Israel de hombre a mujer. Samuel tiene, “para todo el pueblo, para toda la multitud de Israel, del hombre”, etc.

“Un pan”: (kikkar), un pastel redondo (1 Sam. 2:36). El paralelo en Samuel tiene una palabra menos común (hallath), que significa un pastel de sacrificio perforado por todas partes (compárese con Éxodo 29:23).

“Un buen pedazo de carne”: un solo término hebreo, que se encuentra solo aquí y en Samuel (eshpār). Parece significar “una porción”, es decir, de las víctimas asesinadas por las “ofrendas de paz”. (Las “ofrendas quemadas” se consumieron totalmente en el altar). Siríaco, “una porción”. Árabe, “una porción de carne”. Otros interpretan, “una medida de vino”.

“Una jarra de vino”: más bien una torta de pasas, es decir, una masa de uvas secas (Oseas 3: 1; Isa. 16: 7), “tortas de pasas de Kir-haraseth”.

El trozo de carne vino de las ofrendas. La barra de pan se hizo circular por alguna razón. Incluso se cree que ha sido perforado. La garrafa del vino fue para la alegría de la ocasión. El pan y el vino simbolizan el cuerpo y la sangre del Cordero (El Señor Jesucristo). Esto es muy similar a una comida de Pascua.

 

Versos 4-6: “Levitas … minster”: Tan pronto como el Arca fue colocada en su tienda, los Levitas comenzaron sus deberes.

1 Crónicas 16: 4 “Y él ordenó a algunos de los levitas que ministraran delante del arca del SEÑOR, y que registraran y agradecieran y alabaran al SEÑOR Dios de Israel:

Literalmente, puesto, puesto (Génesis 3:12).

“Para ministrar”: Literalmente, ministrar, es decir, como ministros. El objetivo de la cita se define por las palabras que siguen: “tanto para recordar como para agradecer y para alabar a Jehová, el Dios de Israel”. Cada verbo expresa un tipo distinto de deber al servicio de la canción.

“Registrar”: es el término técnico para cantar los salmos que acompañaron la quema de sacrificios de Azkārāh, es decir, la parte de la ofrenda de carne que se presentó en el altar (Lev. 2: 2; comp. El uso de la Verbo cognado en los títulos de los Salmos 38, 70).

“Agradecer”: consistió en realizar salmos de invocación y confesión de los beneficios recibidos.

“Para alabar”: era cantar y tocar himnos de aleluya (como los Salmos 146-150). Estos levitas debían ministrar así ante el Arca en la tienda sagrada del monte Sión.

El “él” en este caso es David. Noten, escogió a los levitas. Sin duda, había aprendido lo que la ley tenía que decir sobre esto. Estos tenían tres trabajos; grabar, agradecer y alabar a Dios. Estos levitas eran muy similares a los ministros de la iglesia de hoy, que ministran la voluntad de Dios y realizan servicios de alabanza y adoración.

1 Crónicas 16: 5 “Asaf el principal, y junto a él Zacarías, Jeiel, y Shemiramoth, y Jehiel, y Mattithiah, y Eliab, y Benaiah, y Obed-edom; y Jeiel con salterios y con arpas; sonido con platillos “

De los que ahora fueron nombrados: de lo contrario, de los tres cantantes principales, Heman era el jefe, y Asaph siguiente (1 Crón. 6:33).

“Y junto a él, Zacarías, Jeiel, Shemiramoth y Jehiel, y Mattithiah, y Eliab, y Benaiah, y Obed-edom, y Jeiel, con salterios y arpas”: jugar sobre ellos ante el Arca al mismo tiempo. Los salmos y las canciones fueron cantados vocalmente. Las personas anteriores son como se nombran antes (1 Crón. 15:18).

“Pero Asaf hizo un sonido con los platillos”: los golpeó y tocó en ellos (ver 1 Crón. 15:19).

Esto es hablar de los encargados del ministerio de música. Asaf fue el líder de todo. Todos los demás aquí, tocaron instrumentos musicales. La única distinción de los instrumentos fueron los platillos con los que Asaph comenzó la música.

1 Crónicas 16: 6 “Benaía también y Jahaziel los sacerdotes con trompetas continuamente ante el arca del pacto de Dios”.

Estos fueron designados para soplar con trompetas continuamente ante el Arca de la Alianza del Señor; mañana y tarde.

Estas plata (simboliza la redención), las trompetas fueron tocadas para reunir a la gente. Mencionamos (de Núm. 10: 2), la trompeta de plata y su propósito. Es interesante notar que nuestro gran Sumo Sacerdote tocará una trompeta para redimirnos de la tierra, cuando Él nos llame a Él en el cielo. Note que los sacerdotes tocan esta trompeta. Jahaziel es el mismo que Eliezer.

 

Versos 7-22 (vea las notas en el Salmo 105: 1-15).

1 Crónicas 16: 7 “Entonces, ese día, David entregó primero [este salmo] para dar gracias al Señor por la mano de Asaf y sus hermanos”.

Este “salmo” (con ligeras variaciones), está entretejido en varios de los salmos en el Salterio hebreo (versículos 8-22), con los Salmos 105: 1-15; (versículos 23-33), con el Salmo 96; (versículos 34-36), con Salmos 106: 1, 47-48). Aquí se aprende que esas adaptaciones litúrgicas posteriores se originaron con “David”. El salmo fue especialmente adecuado para esta ocasión propicia. Este salmo particular exhorta a la gente a alabar al Dios maravillado de Israel (versículos 8-11), y alienta a sus oyentes a recordar las obras de Dios (versículos 12-14), y su pacto inquebrantable con Abraham, Isaac y Jacob (versículos 15-22). ). Luego, David dirige a todas las naciones a unirse a Israel en su alabanza del Dios santo a quien todo el universo está subordinado (versículos 23-33), y cierra esta canción con una sección de “gracias”, petición y alabanza (versículos 34-36) .

Un salmo es una canción. David había escrito uno para esta ocasión especial. Se lo dio a Asaph, que es el director de música.

 

Versículos 8-22: En este “salmo” de adoración hay muchos paralelos con el Libro de los Salmos. Esta sección es paralela (Salmo 105: 1-15), y recuerda a la audiencia la fidelidad de Dios, un tema de gran importancia, dada la situación desesperada de los israelitas en el exilio.

1 Crónicas 16: 8 “Den gracias al SEÑOR, invocen su nombre, den a conocer sus obras entre el pueblo”.

El mismo verbo hebreo (como en 1 Crón. 16: 4), “agradecer”. Salmos 105 es un tôdāh, o acción de gracias, de ahí su uso aquí.

“Invoca su nombre”: Invoca Su ayuda, apelando a Él por Su nombre revelado de Jehová. (Compare el Salmo 3: 1-7; 5: 1; 7: 6, y muchos otros).

“Dar a conocer”: la misión de Israel.

“Deeds”: hazañas, hazañas, hazañas de maravilla; Una palabra poética.

“Gente”: significa gente.

Observe cómo comienza esto. Al comienzo de la oración o alabanza, lo primero que debe hacer es dar gracias al SEÑOR. Debemos invocar su nombre. No tenemos, porque no pedimos. Hay gran poder en su nombre. Debemos decirles a otros de Su grandeza, para que vean y crean.

1 Crónicas 16: 9 “Cantadle, cantadle salmos, hablad de todas sus maravillas”.

“Cantar salmos”: la palabra implica un acompañamiento musical.

“Talk you”: Un tercer término para cantar. Canten ustedes.

“Sus maravillas”: Sus maravillas, o milagros. La palabra significa cosas separadas, distintas y, por lo tanto, fuera de lo común (Éxodo 3:20).

Personalmente creo que cantar alabanzas al SEÑOR eleva el alma del hombre sobre la tierra. Testificar a los demás lo que Dios ha hecho por nosotros, ayuda a la persona que atestiguamos, pero también nos ayuda a nosotros. Cantamos un pequeño coro que dice “Voy a levantar el nombre de Jesús”. De esto es de lo que habla el verso anterior.

1 Crónicas 16:10 “Gloriaos en su santo nombre: alégrese el corazón de los que buscan al SEÑOR”.

Compara 1 Cron. 13: 3; 15:13, donde se usa un término sinónimo. Ambos ocurren en (1 Cron. 16:11).

Encontramos fuerza y ​​consuelo en el nombre de Jesús. A los cristianos se les ha dado poder y autoridad para usar ese nombre. David está diciendo lo mismo acerca del Señor aquí. Los que buscan al SEÑOR lo encontrarán.

1 Crónicas 16:11 “Buscad al SEÑOR y su fortaleza, buscad su rostro continuamente”.

“Sus maravillas”: (como en 1 Crón. 16: 9). Es decir, las plagas de Egipto (Salmo 105: 27-36). Sus portentos; τέρατα del Nuevo Testamento.

“Los juicios de su boca”: Sus declaraciones judiciales, que se ejecutan (Comparar Génesis 1: 3; Éxodo 12:12).

“De su boca”: (Salmo 105: 5), tiene una forma diferente del pronombre (Deut. 4:33; 4:36).

David fue plenamente consciente de que no fue su fuerza lo que le hizo ganar en la batalla, sino la fuerza del SEÑOR. Nosotros los cristianos, somos conscientes de eso también, como leemos en el siguiente verso.

Filipenses 4:13 “Puedo hacer todas las cosas por medio de Cristo que me fortalece”.

Buscar el rostro de Dios, es mirar más allá de nosotros mismos en busca de ayuda.

1 Crónicas 16:12 “Recuerda las maravillas que hizo, sus maravillas y los juicios de su boca”.

El SEÑOR ha estado en el negocio de las obras milagrosas desde el principio de Génesis. Sus obras siempre han hablado volúmenes. Abrió el Mar Rojo, trajo diez plagas sobre Egipto para liberar a su pueblo. Alimentó a cerca de tres millones de personas con maná que cayó del cielo durante casi cuarenta años. Podría seguir y seguir. Sus obras maravillosas lo separan de todos como verdaderamente Dios. Sus juicios son justos.

1 Crónicas 16:13 “Oh vosotros, simiente de Israel, su siervo, hijos de Jacob, sus escogidos”.

(El Salmo 105: 6 dice), “Abraham”. “Israel” mejora el paralelismo, y es probablemente una corrección. Siria y árabe tienen “Abraham”.

“Su siervo”: LXX, “sus siervos”. (Compare “siervo de Jehová” como título de Israel en Isaías).

En esto, veo a David diciendo: “¿No te das cuenta de quién eres?” Tú eres la familia elegida de Dios. Incluso los cristianos son simiente de Abraham, debido a su fe.

1 Crónicas 16:14 “El es el SEÑOR nuestro Dios; sus juicios están en toda la tierra”.

El gran pensamiento de Israel es que, aunque Jehová es su Dios, Él no es de ellos exclusivamente. Él gobierna el mundo ancho.

“SEÑOR” está hablando de Jehová, que creo que es la Palabra de Dios en el cielo. Él es el creador de todo el mundo. Él puso las leyes de la naturaleza en movimiento. Él no solo es el Juez de todas las personas, sino también de toda la naturaleza.

1 Crónicas 16:15 “Tengan siempre en cuenta su pacto; la palabra que él mandó a mil generaciones”;

El Salmo 105: 8, tercera estrofa, comienza: “Él ha recordado”, es decir, “Él ciertamente recordará” Su antiguo pacto. Y el exilio y la opresión de su pueblo solo pueden ser transitorios (compare el Salmo 111: 5). La expresión se modifica aquí, para adaptarse a diferentes circunstancias, y quizás a la vista de (1 Cron. 16:12).

“La palabra que mandó a:” Más bien, la promesa que estableció.

Dios prometió bendecirlos, si guardaban sus mandamientos. El pacto duraría por generaciones venideras, siempre y cuando mantuvieran Sus mandamientos. Las promesas de Dios son para todas las generaciones venideras.

1 Crónicas 16:16 “[Incluso del pacto] que hizo con Abraham, y de su juramento a Isaac”;

Este himno forma un todo conectado y uniforme. Comenzando con una convocatoria para alabar al Señor y buscar Su rostro (1 Crón. 16: 8-11), el cantante exhorta a su pueblo a recordar las maravillas del Señor (1 Crón. 16: 12-14). Y el convenio que hizo con los patriarcas para darles la tierra de Canaán (1 Crón. 16: 15-18), y confirma su exhortación al señalar cómo el Señor, en cumplimiento de Su promesa, había defendido poderosa y gloriosamente el patriarcas (1 Cron. 16: 19-22).

“A Isaac”: hebreo, Yiçhâq. (Salmo 105: 9), tiene la forma más débil, Yishāq (Amós 7: 9).

El pacto que Dios tenía con Israel estaba sujeto a la ley que él dio a su pueblo en el Monte Sinaí. El pacto real fue con Abraham, y transmitido a través de su hijo del espíritu, Isaac. El pacto estaba basado en la fe en Dios.

1 Crónicas 16:17 “Y ha confirmado lo mismo a Jacob por una ley, [y] a Israel [por] un pacto eterno”

En los Salmos 105 el sentido es futuro.

“Lo mismo”: Es, es decir, la palabra (1 Crón. 16:15).

“Por una ley”: como un decreto fijo.

Que el “pacto eterno” sea el gran asunto de nuestra alegría para su pueblo, que sea recordado por nosotros con agradecimiento. Muestre de día en día su salvación, la salvación prometida por Cristo. Tenemos razones para celebrar eso día a día; porque diariamente recibimos el beneficio, y es un tema que nunca puede agotarse. En medio de las alabanzas, no debemos olvidar orar por los siervos de Dios en apuros.

Dios le dio la ley a Israel por muchas razones. Los separó a Dios del resto del mundo. Eran los únicos con la ley. Se les dio la ley para hacer que fueran el ejemplo moral para el resto del mundo. Sin embargo, no era solo para servir a su hombre espiritual. Era una ley civil perfecta y una ley dietética, además de ser una ley moral. Si guardaran las palabras de la ley, no necesitarían un rey terrenal. El SEÑOR sería su único rey.

1 Crónicas 16:18 “Diciendo: A ti daré la tierra de Canaán, la suerte de tu herencia;”

En el hebreo, el ritmo se ve afectado aquí por la omisión de una partícula (eth), que se encuentra en (Salmo 105: 11).

“El lote”: Literalmente, como la línea de medición (compare el Salmo 16: 5), es decir, como su dominio medido o asignado.

La tierra de Canaán fue su tierra de herencia, durante todo el tiempo.

1 Crónicas 16:19 “Cuando eran pocos, incluso unos pocos, y extraños en él”.

Versión revisada: peregrinos. Los patriarcas no eran simplemente extraños, sino extraños que hicieron una larga estadía en Canaán.

La muy pequeña familia de Jacob fue a Egipto. Dios tenía un plan para cuidarlos allí. Él había enviado a José para prepararles un lugar. Eran extraños en Egipto y crecían demasiado cerca de tres millones de personas allí.

1 Crónicas 16:20 “Y [cuando] fueron de nación en nación, y de [un] reino a otro pueblo”;

Esto muestra que el tercer plural (“cuando estaban”), es original en el último verso. La referencia es a las andanzas de los patriarcas.

“Y de un reino”: la conjunción es prosaica y no se lee en el Salmo 105: 13. El “reino” es Egipto (Gén. 12); la “gente” cananea y perizzita (Génesis 13).

Estos tres versículos anteriores les recuerdan el cuidado sobrenatural que Dios tomó de su pueblo. No eran como el resto del mundo. Dios luchó por ellos. Su presencia estuvo con ellos en la nube durante el día y el fuego durante la noche. Los protegió de sus enemigos. Las naciones a su alrededor temían a su Dios.

1 Crónicas 16:21 “No permitió que nadie los hiciera mal: sí, reprendió a los reyes por ellos”

En hebreo, no lo permitió a nadie, (como en 2 Sam. 16:11). El Salmo 105 tiene el mero acusativo, y una palabra diferente para “hombre” (‘ādām).

1 Crónicas 16:22 “[Diciendo] No toques a mis ungidos y no hagas daño a mis profetas”.

Omitido en el hebreo (como en el Salmo 2: 6), y quizás al final de (1 Cron. 16: 7).

“Mi ungido”: (Unos). Plural del Mesías. Abraham y Sara debían ser progenitores de los reyes (Génesis 17:16; compare Génesis 23: 6).

“Mis profetas”: Literalmente, no hagas daño a mis profetas, una construcción sin paralelo en otros lugares. El Salmo 105 tiene la expresión usual, “para mis profetas” (ver Gn. 12, 20, 26), para los pasajes de la historia patriarcal a los que se hace referencia aquí.

Ahora hemos llegado a la primera “costura” en esta oda compuesta. Salmos 105 naturalmente continúa su prueba histórica de la fidelidad de Jehová, en referencia a la estadía en Egipto, el éxodo, los viajes y la ocupación de Canaán. Aquí, sin embargo, esta línea de pensamiento se interrumpe abruptamente, y se comienza de nuevo (1 Crón. 16:23 con los Salmos 96). El autor, o los autores, que compilaron este himno de alabanza “juntaron salmos familiares como una especie de mosaico, para dar una expresión aproximada a las tensiones y sentimientos festivos del día.

 

Versículos 23-33: Este pasaje es paralelo (Salmo 96: 1-13).

1 Crónicas 16:23 “Canten al SEÑOR, toda la tierra; muestren día a día su salvación”.

La segunda línea del salmo. La apertura enérgica del salmo se debilita intencionalmente, por omisión de la primera y la tercera línea, para que encaje aquí. Esta primera estrofa se comprime en cuatro líneas (1 Crón. 16: 23-24).

“Toda la tierra”: Toda la tierra (de Israel).

“Mostrar adelante”: hebreo, contar la (buena) noticia de.

“Su salvación”: Liberación (desde el exilio).

Esta es otra manera de decir que el hombre debe caminar todos los días en la salvación que ha recibido. En nuestras canciones, debemos revelar el valor de nuestra salvación para hacernos felices.

1 Crónicas 16:24 “Declara su gloria entre los paganos; sus obras maravillosas entre todas las naciones”.

“Heathen”: Naciones (1 Cron. 16:31).

De nuevo, esto es muy parecido a: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”.

1 Crónicas 16:25 “Porque grande es el SEÑOR, y mucho ha de ser alabado; él también [es] ser temido sobre todos los dioses”.

Estrofa, la segunda del salmo. Jehová es el Creador; otros dioses son no-entidades.

“Él también”: Y él. La conjunción no está en (Salmos 96), y es una adición prosaica del compilador (Compare 1 Cron. 16:20).

1 Crónicas 16:26 “Porque todos los dioses del pueblo son ídolos; mas Jehová hizo los cielos”.

“Gente”: Pueblos.

“Ídolos”: (elilim). Una expresión favorita en Isaías.

Una y otra vez, Dios había destruido los ídolos y los dioses falsos, demostrando que solo Él es Dios. Las diez plagas traídas contra Egipto por Dios, no solo liberaron a la familia de Jacob de la esclavitud, sino que también difamaron a los falsos dioses de Egipto. Incluso los magos en Egipto reconocieron que fue el dedo de Dios quien trajo las plagas sobre Egipto. Los ídolos fueron creados por la gente que los adoraba. El SEÑOR creó todas las cosas.

1 Crónicas 16:27 “Gloria y honor [están] en su presencia; fortaleza y alegría [están] en su lugar”.

“La fuerza y ​​la alegría están en su lugar”: (Salmo 96: 6): “La fuerza y ​​la belleza están en su santuario”. La idea del templo por parte del salmista parece haber sido entendida por lo terrenal; y luego su frase fue alterada por inadecuada.

“Alegría”: (hedwāh). Una palabra tardía, que se repite en (Neh. 8:10 solamente). La “belleza” (tiph’èreth), es antigua.

“Su lugar”: Es decir, la tienda del Arca en el Monte Sión (compare 1 Crón. 15: 1; 15: 3).

Versos 28, 29: Strophe, el tercero del salmo, mutilado. Un llamado a todas las naciones para que vengan y adoren en el Templo de Jehová.

1 Crónicas 16:28 “Dad al SEÑOR, familiares del pueblo, dad al SEÑOR la ​​gloria y la fortaleza”.

“Vástagos de las personas”: Clanes (razas), de los pueblos.

Dale a Dios la gloria por todo. Todas las cosas existen porque Él permite que existan. El mundo, y todo y todos son suyos. Somos su creación. No hay honor, alabanza, gloria o fortaleza, excepto en Él.

1 Crónicas 16:29 “Denle al SEÑOR la ​​gloria [debida] a su nombre: traiga una ofrenda, y venga ante él: adore al SEÑOR en la belleza de la santidad”.

Hasta ahora, cada verso de esta oda ha consistido simétricamente en dos cláusulas. El verso presente tiene tres. Otra marca de compilación incómoda.

“Vengan ante él” (Salmos 96), “en sus patios”, es decir, los patios del Templo. Una expresión modificada aquí para adaptarse a otra aplicación.

“Adora al Señor en la belleza de la santidad”: Más bien, inclínate ante Jehová con vestiduras sagradas. Esta línea debe ser la primera de la siguiente pareada.

El mayor sacrificio que podemos hacer por Él, es alabarlo. Su nombre está por encima de todos los demás. Es importante traer nuestras ofrendas, pero es más importante adorarlo con todo nuestro ser. Siempre debemos recordar que Él es santo. Él nos ordena que seamos santos, porque Él es santo.

1 Crónicas 16:30 “Miedo delante de él, toda la tierra: el mundo también será estable, para que no se mueva”.

“Miedo”: (plural). Literalmente, te retuerces.

“Antes de él”: la preposición es una forma compuesta común en las Crónicas; en el salmo es simple.

“El mundo también será estable”: aquí se omite una línea que precede esto en el salmo, en detrimento del sentido. Esa línea: “Di entre las naciones, Jehová es rey”, comienza la cuarta estrofa del himno original, pero aquí se transfiere de manera extraña a (1 Crón. 16:31).

El único temor que los creyentes en Dios pueden tener es el temor a Dios. Ese tipo de miedo es más como reverencia. Otro temor es la falta de fe. Él hizo el mundo. Obedece su voz. Si Él le dice que sea estable, debe ser estable. Lo ha enmarcado en perfecto orden.

1 Crónicas 16:31 “Alégrense los cielos, y regocíjese la tierra; y diga [hombres] entre las naciones: Jehová reina.”

“Alégrense los cielos, y regocíjese la tierra”: en hebreo, las letras iniciales de estas palabras forman un acróstico del sagrado Nombre de Jehová. Y los de la primera mitad de (1 Crón. 16:32), conforman Iahu, otra forma del Nombre.

“Y que los hombres digan”: Una adaptación de (Salmo 96:10): “Di vosotros entre las naciones”.

1 Crónicas 16:32 “Ruge el mar y su plenitud; alégrense los campos, y todo lo que está en ellos”.

“Deja que los campos se regocijen”: Aquí comienza la quinta estrofa del salmo original.

“Campos”: hebreo, el campo, o país abierto. (Salmos 96), tiene una ortografía arcaica de la palabra (sādai), que aquí se moderniza (sādèh).

“Alégrate”: Exult (no es la misma palabra que en 1 Crón. 16:31).

1 Crónicas 16:33 “Entonces cantarán los árboles del bosque delante de Jehová, porque viene a juzgar la tierra”.

“En presencia de”: la preposición compuesta de (1 Crón. 16:30). El punto culminante del salmo: “Él juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con su fidelidad”, se omite aquí; y esta composición larga y heterogénea termina con versos tomados de una tercera fuente.

Toda la creación de Dios está esperando ese día glorioso, cuando Él regresará. Incluso la naturaleza misma, le gritará alabanzas.

 

Versos 34-37: Estos versos son paralelos (Salmo 106: 1, 47-48).

1 Crónicas 16:34 “Dad gracias al SEÑOR, porque él es bueno, porque es su misericordia para siempre”.

Varios de los salmos posteriores comienzan con esta hermosa fórmula litúrgica (véanse los Salmos 106; 107, 118, 136 y compare Jeremías 33:11). La oda concluye así con el pensamiento a partir del cual comenzó (1 Crón. 16: 8).

1 Crónicas 16:35 “Y di:” Sálvanos, oh Dios de nuestra salvación, y reúnenos, y líbranos de las naciones para que podamos dar gracias a tu santo nombre, [y] gloria en tu alabanza “.

El autor de la salvación temporal, espiritual y eterna; Las palabras son una dirección para los cantantes y las que cantan con ellos para expresar la oración y la doxología en el siguiente verso. Que ambos son iguales con (Salmo 106: 47); que David dirigió por un espíritu de profecía, previendo que el pueblo de Israel estaría en cautiverio entre los paganos. Aunque algunos piensan que estos fueron agregados por Ezra; porque aunque en su tiempo hubo un retorno del cautiverio, aún muchos permanecieron en él.

1 Crónicas 16:36 “Bendito sea el SEÑOR, Dios de Israel por los siglos de los siglos. Y todo el pueblo dijo: Amén, y alabó al SEÑOR”.

Da, dijo: Amén, y alabanza al SEÑOR.

Estos versos son algunos de los más bellos de la Biblia. No necesitan explicación. Estas mismas declaraciones se encuentran en el libro de los Salmos. No hay forma de que alguien pueda decir nada, pero amen (que así sea). Esto no deja nada más que hacer, sino alabar al SEÑOR.

 

Versículos 37-42: La preocupación de David por la adoración se manifiesta de inmediato en su nombramiento de los levitas para diversas tareas en el servicio del Señor (versículos 4-6). Aunque el “Arca” está ahora en Jerusalén, el antiguo “altar” de bronce utilizado en el servicio del “tabernáculo” permanece con el tabernáculo en “Gabaón” (versículos 39-40 con 1 Reyes 3: 4; 1 Crón. 21-29; 2 Crónicas 1: 3). “Zadok” y los “sacerdotes” probablemente regresaron a Gibeón después de asegurarse de la entrega segura del Arca en Jerusalén (1 Crón. 15: 11-13). Sin duda, los servicios relacionados con el Arca en Jerusalén (versículos 37-38) y el altar en Gabaón (versículos 41-42) fueron atendidos por los músicos levíticos. La importancia de la música en la experiencia de adoración israelita se enfatiza nuevamente (vea la nota en 6: 31-48).

“Continuamente … el trabajo de todos los días”: el ministerio se estableció con continuidad.

1 Crónicas 16:37 “Entonces él se fue allí antes del arca del pacto del SEÑOR Asaf y sus hermanos, para ministrar ante el arca continuamente, como lo requiere el trabajo de cada día:”

Cuando el “Arca del pacto del Señor” fue devuelto a Israel, David instaló cantantes para adorar “regularmente” ante él. Como un recordatorio visual de la presencia de Dios, el Arca puede haber ayudado a las personas a ser más consistentes en su adoración. Incluso ahora, hay un lugar para un recordatorio en la vida de cada cristiano.

Las instrucciones de la ley sobre cómo realizar la adoración en esta tienda del Arca, serían llevadas a cabo por aquellos elegidos de la tribu Levítica para sus tareas específicas. Mientras David viviera, el Arca sería honrado por representar la presencia de Dios. Asaph, sabemos que encabezó el departamento de música. Nosotros los cristianos podemos aprender mucho de esta lección. Es muy importante tener música, alabanza y adoración en nuestros edificios que hemos reservado para adorar a Dios.

1 Crónicas 16:38 “Y Obed-edom con sus hermanos, sesenta y ocho; Obed-edom también hijo de Jeduthun y Hosah [para ser] porteadores:”

Los levitas, los hermanos de Asaf y Obed-edom, fueron dejados antes del arca para ministrar allí.

“Obed-edom también el hijo de Jeduthun”: O Ethan, que algunos consideran otro Obed-edom; pero el “vau” puede ser explicativo, “incluso Obed-edom”.

“Y Hosah para ser porteadores”: A estos los dejó para ser los porteros del arca.

Este Obed-edom, el hijo de Jeduthun, era un Kohathite. Tres puntos y ocho significa que había sesenta y ocho.

1 Crónicas 16:39 “Y el sacerdote Sadoc, y los sacerdotes sus hermanos, delante del tabernáculo del SEÑOR en el lugar alto que estaba en Gabaón”

El pueblo de Dios adoraba en el “tabernáculo” del Señor, que era una gran carpa en “Gabaón” (2 Crónicas, capítulo 1), mientras que el Arca residía en una estructura temporal en Jerusalén. David quería unir el tabernáculo y el Arca al construir un templo en Jerusalén.

“Gabaón”: ubicado a 6 millas al noroeste de Jerusalén.

Había habido un fenómeno extraño en el día de David. Había dos sumos sacerdotes. Saúl tenía a Sadoc como Sumo Sacerdote. David no le impidió ser Sumo Sacerdote, sino que también hizo Sumo Sacerdote de Abiathar. Al parecer, la adoración en el lugar alto en Gabaón estaría encabezada por Zadok.

1 Crónicas 16:40 “Para ofrecer holocaustos al SEÑOR sobre el altar de la ofrenda quemada continuamente mañana y tarde, y [hacer] según todo lo que está escrito en la ley del SEÑOR, que él mandó a Israel;

¿Cuál fue la obra de los sacerdotes sólo para hacer.

“Sobre el altar de la ofrenda quemada continuamente por la mañana y por la tarde”: Los corderos del sacrificio diario, que eran una ofrenda quemada, y solo se ofrecían en el altar de brasen en el tabernáculo.

“Y hacer conforme a todo lo que está escrito en la ley del Señor, que él mandó a Israel”: Con respecto a ellos, y todos los demás sacrificios (véase Éxodo 29:38).

1 Crónicas 16:41 “Y con ellos estaban Heman y Jeduthun, y los demás que fueron escogidos, que fueron expresados ​​por su nombre, para dar gracias al SEÑOR, porque su misericordia [permanece] por siempre”;

Es decir, con Zadok, y los sacerdotes con él en Gibeon: dejó a Heman y Jeduthun: o Ethan, dos cantantes principales:

“Y el resto que fueron elegidos, que fueron expresados ​​por su nombre” (ver 1 Crón. 16:18).

“Dar gracias al Señor, porque su misericordia permanece para siempre”: Alabarle por sus beneficios, que fluye de su gracia y misericordia continuamente.

1 Crónicas 16:42 “Y con ellos Heman y Jeduthun con trompetas y platillos para los que deberían hacer ruido, y con instrumentos musicales de Dios. Y los hijos de Jeduthun [eran] porteadores”.

O con ellos estaban las trompetas y los platillos, como Kimchi; o, como lo suministra Piscator, con ellos “dejó” las trompetas y los platillos.

“Para aquellos que deberían hacer un sonido”: Al golpearlos.

“Y con instrumentos musicales de Dios”: los sagrados, como los que se dedicaban a su servicio, como salterios y arpas. Las versiones siriaca y árabe llevan el sentido de las palabras de manera muy diferente, que estos hombres no cantaron con esos instrumentos musicales, sino con una voz agradable. Y con oraciones puras y aceptables, en humildad y rectitud, Dios glorificado.

“Y los hijos de Jeduthun fueron porteros”: en el tabernáculo de Gabaón.

Parece que la adoración se llevaría a cabo en Gabaón de la misma manera que aquí. Estos mencionados en los tres versos anteriores, ayudarían a Zadok en Gibeon. Los israelitas habían dejado de lado la adoración a Dios de la manera que Él les había enseñado, desde que habían venido a la tierra de Canaán. Se describieron a sí mismos como adorando a Dios, pero no guardaban la letra de la ley.

1 Crónicas 16:43 “Y todo el pueblo se fue cada uno a su casa, y David volvió para bendecir su casa”.

Habiendo acompañado el Arca a su lugar, y habiendo alabado al Señor por ello, y refrescado con comida (ver 2 Samuel 6:19).

“Y David volvió para bendecir su casa”: su familia; el Targum es “bendecir a la gente (ver 2 Sam. 6:20).

David será bendecido ahora en su propia casa, porque ha establecido su lugar de culto. Cada persona se fue a casa con sus propias familias, excepto aquellas elegidas para tareas específicas en el servicio del SEÑOR.

1 Crónicas Capítulo 16 Preguntas

  1. ¿Qué hicieron cuando colocaron el Arca en la tienda?
  2. ¿Cuándo es el único momento en que una persona está en paz en su propio corazón?
  3. ¿De dónde viene la paz en tu alma?
  4. ¿Qué simbolizaron los sacrificios quemados?
  5. ¿Para qué fue la ofrenda de paz?
  6. ¿Qué causó que David pronunciara la bendición sobre la gente?
  7. ¿Qué le dio a cada persona?
  8. ¿A quién designó para ministrar ante el Arca del Señor?
  9. ¿Quién era el jefe, mencionado en el versículo 5?
  10. ¿Quiénes eran los sacerdotes con las trompetas?
  11. ¿Qué Escritura nos hace saber que son trompetas de plata?
  12. ¿Qué simboliza “plata”?
  13. ¿Quién tocará una trompeta para redimirnos de la tierra?
  14. Un salmo es un ________.
  15. ¿Qué cree el autor que canta alabanzas al Señor por nosotros?
  16. Encontramos fuerza y ​​comodidad en el nombre de _________.
  17. ¿Cuándo debemos buscar el rostro del SEÑOR?
  18. Cuando buscamos el rostro del SEÑOR, ¿qué estamos haciendo?
  19. ¿Cuáles fueron algunas de las primeras obras que Dios hizo para los israelitas?
  20. ¿Qué les está diciendo David a ellos en el versículo 13?
  21. ¿”SEÑOR”, en el versículo 14, está hablando de quién?
  22. Dios prometió bendecirlos, si guardaban Su _________________.
  23. ¿Con quién hizo Dios el pacto original?
  24. El pacto se basó en _________ en Dios.
  25. ¿A quién le dio Dios su ley?
  26. ¿Cómo se manifestó la presencia de Dios con ellos?
  27. ¿Elversículo 24 es muy parecido a qué?
  28. ¿Qué hicieron las diez plagas en Egipto, además de liberar a los israelitas?
  29. ¿Cuál es el mayor sacrificio que podemos hacer?
  30. Eltemor de Dios es más como ______________.
  31. ¿Qué está esperando toda la creación de Dios?
  32. ¿Con qué frecuencia tuvo lugar la adoración en la tienda?
  33. ¿A dónde fue a adorar Sadoc?
1 Crónicas Capítulo 16
5 (100%) 1 vote