1 Reyes Capítulo 6


Versos 1-38 (vea 2 Crónicas 3: 1-17; 7: 15-22).

1 Reyes 6: 1 “Y aconteció en el año cuatrocientos ochenta después de que los hijos de Israel salieron de la tierra de Egipto, en el cuarto año del reinado de Salomón sobre Israel, en el mes Zif, que es ] el segundo mes, que comenzó a edificar la casa del SEÑOR “.

Dado que la división del reino se puede dar con precisión como 931 a. C., el comienzo del “reinado” de 40 años de Salomón (11:42), sería 971 a. C. En consecuencia, el “cuarto año” sería 967 a. C. Agregar los 480 “años “Dado aquí al 967 da una fecha de 1447 aC para la fecha del éxodo de Israel de” Egipto “. Por lo tanto, una lectura literal (del versículo 1), exige una fecha temprana para el Éxodo, en oposición a una fecha del siglo XIII favorecida por muchos estudiosos.

“Cuarto año”: “Cuatrocientos ochenta años”: Salomón comenzó a construir el templo al poner sus cimientos (versículo 37), 480 años después del éxodo de Egipto. Los 480 años deben tomarse como los años reales entre el Éxodo y la construcción del templo, porque las referencias a números de años en el libro de Reyes se toman consistentemente de manera literal. Además, la interpretación literal se correlaciona con la declaración de Jefté registrada (en Jueces 11:26).

El tabernáculo era portátil; El templo era permanente. La permanencia de este centro de adoración fue una prueba más de que Dios le había dado a Israel la Tierra Prometida.

Hay una serie de cosas que necesitamos ver en todo esto. El templo es una estructura permanente de lo que era el tabernáculo. Ambos se enfrentaron al este. Tanto el tabernáculo como el templo tenían tres partes. Mientras estudiamos el templo, preste atención a las similitudes. Vemos en el verso anterior, 480 años después de que los hijos de Israel entraron en su Tierra Prometida, comenzaron las obras en el templo. Algunos creen que esto comenzó poco más de tres mil años después del nacimiento de Adán. Salomón nació alrededor del año 965 aC, así que esto sería lo correcto. Zif en el calendario judío es casi igual a nuestro mes de mayo. Han elegido el Monte Moriah en Jerusalén para la ubicación en que se construiría el templo. A partir de este momento, Jerusalén será conocida como la ciudad santa.

 

Versos 2-4: El templo tenía aproximadamente 90 pies de largo, 30 pies de ancho y 45 pies de alto. Para los estándares modernos, era un centro de adoración bastante pequeño. “Windows con marcos biselados” señaló la permanencia de esta estructura. Verdaderamente sería una “casa”, un hogar terrenal, para el Señor.

1 Reyes 6: 2 “Y la casa que el rey Salomón construyó para el SEÑOR, su longitud [era] sesenta codos, y su anchura veinte [codos], y su altura treinta codos”.

El templo se llama “casa”, porque era el lugar donde un Dios trascendente, soberano y santo condescendía a morar con su pueblo. El plan básico del templo era el del tabernáculo anterior, excepto por la duplicación de la longitud y el ancho del santuario y el aumento de su altura. Para el sitio del templo (vea la nota en 2 Sam. 24:24).

“Codos”: normalmente el codo era de aproximadamente 18 pulgadas. Esto haría que la estructura del templo sea adecuada de 90 pies de largo, 30 pies de ancho y 45 pies de alto. Sin embargo (2 Crónicas 3: 3), puede indicar que el codo real más largo de aproximadamente 21 pulgadas se usó en la construcción del templo. En esta medida, la estructura del templo debió haber sido de 105 pies de largo, 35 pies de ancho y 52-1 / 2 pies de alto. Las dimensiones del templo parecen ser el doble del tabernáculo (véase Éxodo 26: 15-30; 36: 20-34).

Era la mitad de alta que larga, y tres veces más ancha que ancha. Esto no incluía el porche, o las cámaras laterales. Este fue el edificio principal.

1 Reyes 6: 3 “Y el pórtico delante del templo de la casa, veinte codos [tenía] la longitud del mismo, según la anchura de la casa; [y] diez codos [fue] la anchura de los mismos antes de la casa”.

“El porche” estaba situado antes del frente del “templo” en su lado este. Según (7:21), en el lado de la entrada al porche se erigieron dos pilares independientes. El pilar en el lado derecho o sur se llamaba Jachin; el que está en el lado izquierdo o norte se llamaba Boaz (2 Crón. 3: 15-17). Las instrucciones dadas con respecto al templo son desde el punto de vista de Dios en el Lugar Santísimo (Lugar Santísimo), mirando hacia el exterior de oeste a este.

Este pórtico tenía aproximadamente 15 pies de largo frente al edificio del templo propiamente dicho.

La longitud del porche era de 20 codos o 30 pies, lo que hacía que todo el edificio tuviera 80 codos de largo. El porche tenía solo 10 codos de ancho. Parecía haber paredes en ambos lados y un techo con el frente del porche abierto.

1 Reyes 6: 4 “Y para la casa hizo ventanas de luces estrechas”.

“Ventanas”: colocadas en lo alto del lado interior de la pared del templo, estas aberturas tenían celosías o contraventanas que podían abrirse, cerrarse o abrirse parcialmente. Sirvieron para dejar salir los vapores de las lámparas y el humo del incienso, así como para dar luz.

Estas eran ventanas muy estrechas para dejar entrar un poco de luz, pero no tan grandes como las ventanas de una casa.

 

Versos 5-10: Estos versos describen las tres salas laterales de dos pisos.

1 Reyes 6: 5 “Y contra la pared de la casa, construyó cámaras alrededor, [contra] las paredes de la casa alrededor, [del templo] y del oráculo: y él hizo cámaras alrededor:”

“Cámaras”: Otra estructura anexa rodeaba el edificio principal, excluyendo el porche. Proporcionó habitaciones fuera de la sala principal para albergar al personal del templo y para almacenar equipo y tesoros (7:51).

Parece que las cámaras laterales estaban en tres pisos. La cámara más pequeña en la parte inferior y la siguiente era un poco más grande. El tercero es más grande que el segundo. El templo interior no estaba dividido de esta manera.

1 Reyes 6: 6 “La cámara más baja [tenía] cinco codos de ancho, y el medio [tenía] seis codos de ancho, y el tercero [tenía] siete codos de ancho: porque sin [en la pared] de la casa hizo estrechos restos alrededor, que [las vigas] no deberían estar fijadas en las paredes de la casa “.

“Cámara más baja … media … tercera”: esta estructura anexa al templo tenía 3 pisos de altura. Cada piso superior era un codo más ancho que el que estaba debajo. En lugar de insertarse en las paredes del templo, las vigas que apoyaban las historias descansaban en los salientes empotrados en las paredes del templo.

“Nethermost” significa abajo o abajo. Esto significa que el piso de abajo tenía 5 codos, o 7 1/2 pies de ancho. El piso justo encima de este tenía 6 codos, o 9 pies de ancho. El piso superior tenía 7 codos, o 10 1/2 pies de ancho. Cada piso fue sostenido por descansos.

1 Reyes 6: 7 “Y la casa, cuando estaba en construcción, se construyó con piedra preparada antes de ser llevada allí, de modo que no hubiera martillo ni hacha en la casa, mientras que estaba en la construcción “.

“Piedra preparada”: la construcción del templo fue mucho más rápida al utilizar materiales precortados y preinstalados que se mueven en los rodillos hacia el sitio del templo. Además, la tranquilidad relativa sería consistente con lo sagrado de la empresa.

El templo fue construido con reverencia, evitando el uso de cualquier herramienta de hierro en las piedras según el mandato de Dios (en Éxodo 20:25 y Deut. 27: 5-6).

Leímos antes, de los miles, que prepararon las piedras para usarlas en la construcción del templo. Las piedras fueron traídas, y no talladas en el templo. No debía haber ruido en el templo.

1 Reyes 6: 8 “La puerta de la cámara intermedia [estaba] en el lado derecho de la casa: y subieron con escaleras sinuosas hacia la [cámara] media, y de la mitad a la tercera”.

“Puerta … escaleras”: la entrada a las habitaciones laterales estaba en el lado sur, probablemente en el medio. El acceso al segundo y tercer piso se realizó por medio de una escalera de caracol que conducía a través del piso intermedio hasta el tercer piso.

Esto es hablar de las escaleras que conducían desde el primer piso al segundo y luego al tercero. Las escaleras estaban contra la pared en el lado derecho del edificio.

1 Reyes 6: 9 “Así que él construyó la casa y la terminó; y la cubrió con vigas y tablas de cedro”.

Su cuerpo, incluyendo las paredes del lugar santo y santísimo. Con las cámaras a los lados de ellas, y el porche al final que conducía a ellas.

“Y cubrió la casa con vigas y tablas de cedro”: con tableros huecos, como el Targum, que formaba un arco de techo y lo hacía lucir muy grande y hermoso. Y luego sobre ellos se colocaron vigas y tablas de cedro. No apropiadamente como un techo plano, sino más bien como un piso para otros edificios. Porque sobre esto (como en 1 Reyes 6:10), se construyeron cámaras.

La “casa”, de la que se habla aquí, habla de la parte principal del templo. Los tableros para las paredes son de cedro, que no se deteriorarán. Las vigas de cedro serían fuertes y duraderas.

1 Reyes 6:10 “Y [entonces] construyó cámaras contra toda la casa, de cinco codos de altura; y descansaron sobre la casa [con] madera de cedro”.

Que algunos entienden de las mismas cámaras (en 1 Reyes 6: 5). Aquí se hace mención de nuevo por el simple hecho de dar la altura de ellos, no antes dado. Pero se construyeron contra la pared de la casa o contra la pared entera, o más bien sobre toda la casa; y son las cámaras referidas (ver 1 Reyes 6: 2). Este consistía en tres pisos de noventa codos, que elevaban toda la casa a la misma altura que el porche (2 Cron. 3: 4). Como está previsto; estas son las cámaras superiores (en 2 Crónicas 3: 9). Y reposaron sobre la casa con madera de cedro; o en la madera de cedro, las vigas de cedro, con las cuales se cubrió la casa (como en 1 Reyes 6: 9). Sobre éstas descansaban las cámaras, construidas sobre ellas. Y en una de estas cámaras, los discípulos podrían estar después de la ascensión de Cristo (Hechos 1:13).

Los tres pisos de cámaras tenían cada uno 7-1 / 2 pies de altura. Cuando dice en contra de toda la casa, está hablando del lado norte, oeste y sur. El lado este del templo tenía un porche y ninguna cámara.

 

Versos 11-13: Durante la construcción del templo, el Señor habló a Salomón, probablemente a través de un profeta, y reiteró que el cumplimiento de Su Palabra a David a través de su hijo dependía de la obediencia de Salomón a Sus mandamientos (2: 3-4 3:14; 9: 4-8). El uso de las mismas palabras, “habitaré entre los hijos de Israel” (en el versículo 13 y en Éxodo 29:45), implicaba que el templo de Salomón era el sucesor legítimo del tabernáculo. El Señor advirtió a Salomón e Israel que el templo no era garantía de su presencia; solo su continua obediencia lo aseguraría.

1 Reyes 6:11 “Y vino palabra de Jehová a Salomón, diciendo:

Desde que se registró que el “Señor” apareció personalmente solo tres veces a “Salomón (3: 5; 9: 2; 11:11). Estas palabras probablemente llegaron a Salomón por un profeta.

La palabra de la profecía, como el Targum. Predecir cuál sería el caso de este edificio de acuerdo con la obediencia o desobediencia de él y del pueblo de Israel. Eso le fue traído por un impulso del Espíritu de Dios sobre él. O de la mano de un profeta, como piensa Kimchi y algunos de los escritores judíos, como él en particular, que nombran a Ahijah el shilonita como el profeta que le enviaron este mensaje (diciendo lo siguiente en 6:12).

 

Versículos 12-13: El “templo” permanente no cambió lo esencial de la relación entre Israel y Dios. Todas las condiciones y privilegios del pacto estaban todavía en efecto (Lev. 26: 11-12; Lucas 21: 5-6; Hechos 7: 47-50).

1 Reyes 6:12 “[Con respecto a] esta casa que tú estás construyendo, si quieres caminar en mis estatutos y ejecutar mis juicios, y guardar todos mis mandamientos para caminar en ellos, entonces cumpliré mi palabra contigo, la cual Hablé a David tu padre:

O con respecto a eso, estas cosas deben decirse como del Señor.

Si quieres caminar en mis estatutos, ejecutar mis juicios y guardar todos mis mandamientos para caminar en ellos “: incluso todas las leyes de Dios, morales, ceremoniales y judiciales. Y esto no solo respeta a Salomón personalmente, sino a sus sucesores, e incluso todo el pueblo de Israel.

“Entonces cumpliré mi palabra contigo, la cual hablé a David, tu padre”: Por el profeta Natán, no solo para que él construya una casa para Dios, que debería ser un lugar de residencia, sino que su propia casa y reino debe establecerse durante mucho tiempo y su posteridad debe disfrutar de la presencia de Dios en esta casa, siempre que se tengan en cuenta los preceptos y las ordenanzas del Señor (2 Sam. 7:12).

1 Reyes 6:13 “Y habitaré entre los hijos de Israel, y no desampararé a mi pueblo Israel”.

En esta casa, ahora en construcción, que estaba en el medio de la tierra, y donde se reuniría con ellos, y aceptarían sus sacrificios, no solo de las bestias matadas, sino de la oración y la alabanza.

“Y no abandonará a mi pueblo Israel”: y los dejará a merced de sus enemigos, para que sean llevados cautivos por ellos, pero protéjalos y defiéndalos.

No se nos dice exactamente cómo llegó a Salomón la Palabra del SEÑOR. Sabemos que al principio, fue a través de Nathan. Sin embargo, no es imposible que el SEÑOR hable directamente con Salomón. Si esto fue hablado directamente a Salomón oa través de Natán, no importa. El mensaje es del SEÑOR. Las promesas que el SEÑOR había hecho a Salomón, y a Israel, estaban condicionadas a que guardaran Sus mandamientos. Note que Salomón debe ejecutar los juicios del SEÑOR, y no los suyos. Para ser bendecidos por Dios, Salomón y el pueblo deben obedecer al SEÑOR en todas las cosas.

1 Reyes 6:14 “Y construyó Salomón la casa, y la terminó”.

El verso 14 trata de completar el exterior de la estructura. Los versículos 15-35 tienen que ver con los arreglos interiores, comenzando con las paredes interiores y el piso.

 

Versículos 15-22: “El Lugar Santísimo”, o Lugar Santísimo, fue el lugar de descanso del Arca de la Alianza y el lugar de expiación anual por el pecado de la nación.

“Sobrepuesto … con oro puro”, reflejaba la rica belleza de Dios y su incomparable valor.

1 Reyes 6:15 “Y construyó las paredes de la casa con tablas de cedro, tanto el piso de la casa como las paredes del techo: [y] las cubrió por dentro con madera y las cubrió El piso de la casa con tablas de abeto “.

Por el momento, solo había construido las paredes de piedra sin él, pero ahora lo había hecho con tablas de cedro: y no solo ellas, sino también:

“Tanto el piso de la casa como las paredes del techo”: O desde “el piso de la casa hasta las paredes del techo”. Es decir, desde el piso, incluido eso, hasta las paredes a cada lado, llegando hasta el techo.

“Los cubrió por dentro con madera”: de un tipo u otro, cedro o abeto, o ambos.

“Y cubrió el piso de la casa con tablas de abeto”: lo que Hiram le envió (1 Reyes 5: 8); que se interpreta de manera diferente; por Josephus ciprés; Por otros, como la versión tigurina. Madera de pino; es muy probable que fuera del tipo cedro, y no solo el piso, sino también el techo (2 Crónicas 3: 5).

Ahora vemos que el abeto era para hacer el piso. Las paredes y los techos estaban hechos de cedro y el suelo de abeto.

 

Versículos 16-22: Al igual que el tabernáculo, el Lugar Santísimo se separó del Lugar Santo. Dentro del Lugar Santísimo descansaba el “Arca de la alianza” (versículo 19), el símbolo de la presencia reinante de Dios entre su pueblo.

1 Reyes 6:16 “Y él construyó veinte codos a los lados de la casa, tanto el piso como las paredes con tablas de cedro: incluso los [construyó] para ello dentro, [incluso] para el oráculo, [incluso] para el lugar santísimo “.

“El lugar más sagrado”: ​​este santuario interior, separado del salón principal por tablas de cedro, era un cubo perfecto de unos 30 pies de lado (versículo 20) y era el área más sagrada del templo. El Lugar Santísimo se describe con más detalle en los versículos 19-28. El tabernáculo también tenía un “Lugar Santísimo” (Éxodo 26: 33-34).

Esto está hablando de un muro que se está construyendo, para separar el Lugar Santísimo del Lugar Santo. Este muro está hecho de cedro. El templo, sin incluir el porche, tenía 60 codos de largo. Esto significa que los 20 codos más alejados de la entrada es donde estará el Lugar Santísimo.

1 Reyes 6:17 “Y la casa, que es el templo delante de ella, tenía cuarenta codos [largo]”.

“El templo”: “O la nave”: este era el Lugar Santo, justo afuera del Lugar Santísimo, de 60 pies de largo, 30 pies de ancho y 45 pies de alto, que albergaba el altar del incienso, las mesas doradas del pan de La Presencia, y los candeleros de oro (7: 48-49).

El frente del templo tomaría los otros 40 codos.

1 Reyes 6:18 “Y el cedro de la casa adentro [fue] tallado con nudos y flores abiertas: todo [era] cedro; no se vio piedra”.

Con lo cual se alineaba el interior del lugar.

“Fue tallado con nudos; de forma ovalada; por lo tanto, el Targum dice que tenían la apariencia de huevos; y Ben Gersom también, que estaban en forma de huevos.

“Y flores abiertas”: No en la figura de los capullos, sino en las flores sopladas y abiertas, como lirios y otros; así que el targum.

“Todo era cedro”: el revestimiento de la casa, sus lados al menos, si no el piso, y la obra tallada de la misma. Y esto se hizo, para que el oro se pusiera sobre él, lo que no se podía hacer en piedra como en madera. Y todo estaba tan cubierto, para que:

“No se vio piedra”: de la cual se construyeron los muros exteriores. Todo esto denota la belleza interior de la iglesia y la curiosa obra del Espíritu de Dios en los corazones de su pueblo. Por lo cual se vuelven gloriosos por dentro, adornados con las gracias del bendito Espíritu, y sus corazones pedregosos se mantienen fuera de la vista, sí, se quitan.

Esto es solo decir que todas las paredes interiores del templo estaban hechas de cedro. El cedro sería similar a nuestras casas de ladrillo hoy, que tienen paneles de madera en las paredes interiores. La piedra era la pared exterior. Esta pared interior de cedro será recubierta de oro. Las tallas hermosas estarían en la madera.

1 Reyes 6:19 “Y el oráculo que él preparó en la casa adentro, para poner allí el arca del pacto de Jehová”.

“El Arca del pacto del Señor”: El Arca era una caja rectangular hecha de madera de acacia. El Arca fue hecha en Sinaí por Bezaleel de acuerdo con el patrón dado a Moisés (Éxodo 25: 10-22; 37: 1-9). El Arca sirvió como receptáculo para las dos tablas de los Diez Mandamientos (Éxodo 25:16, 21; 40:20; Deut. 10: 1-5), y el lugar en el santuario interior donde se encontró la presencia del Señor con Israel. (Éxodo 25:22).

El Arca de la Alianza estará en el Lugar Santísimo. El Arca simboliza la presencia del SEÑOR con el pueblo.

1 Reyes 6:20 “Y el oráculo en la parte delantera [tenía] veinte codos de longitud, y veinte codos de anchura, y veinte codos en su altura; y lo cubrió de oro puro; y [así] cubrió el altar [ que era de] cedro “.

“Sobrepóntelo con oro puro” (compárense los versículos 21, 22; 28, 30, 32, 35). El oro se batió en láminas finas, y luego se martilló para encajar sobre la madera bellamente adornada (versículos 18, 29), y luego se adhirió a cada superficie del templo, tanto en el Lugar Santo como en el Lugar Santísimo, para que no haya madera. o la piedra era visible (verso 22).

El Lugar Santísimo es de 20 codos, por 20 codos, por 20 codos. Es un cubo. Todo esto fue superpuesto con oro puro. El oro puro es oro de 24 quilates. Esta es la primera mención del altar, pero también estaría cubierta de oro puro.

1 Reyes 6:21 “Así que Salomón cubrió la casa con oro puro, e hizo una partición con las cadenas de oro antes del oráculo; y la cubrió de oro”.

El interior del Lugar Santísimo estaba cubierto de oro fino, cuyo oro ascendía a seiscientos talentos (2 Crónicas 3: 8). Y estos se traducen en 7,332,000 ducados de oro.

“E hizo una partición con las cadenas de oro antes del oráculo”: Entre el Santo y el Santísimo, y en lugar de un velo en el tabernáculo de Moisés entre ellos. Aquí también había un velo junto a la partición hecha por cadenas de oro a través del oráculo. Para la partición era una pared del espesor de un codo, como dice Maimónides; y en (2 Cron. 3:14), se hace mención expresa de un velo de azul. Y la imitación de esto tuvo a los paganos sus deidades dentro de los velos.

“Y lo cubrió de oro”: la pared divisoria.

Esto significa que todas las paredes interiores del templo estaban cubiertas de oro puro. El oro simboliza la pureza de Dios. Por eso había oro puro donde Dios moraba. Al parecer, había cadenas de oro ante el Arca.

1 Reyes 6:22 “Y toda la casa cubrió de oro hasta que hubo terminado toda la casa; también todo el altar que estaba por el oráculo sobre el que cubrió de oro”.

Tanto el Lugar Santo como el Lugar Santísimo.

“Hasta que hubo terminado toda la casa”: De esta manera espléndida y gloriosa.

“También todo el altar que estaba junto al oráculo”: el altar del incienso, que estaba justo antes de la entrada al oráculo, o lugar santísimo.

“Él cubrió de oro”: Lo cubrió todo de oro; por eso se lo llama el altar de oro, y fue un emblema de la excelente y efectiva mediación e intercesión de Cristo (Ap. 8: 3). De acuerdo con esta cuenta, Eupolemus, un escritor pagano testifica, que toda la casa, desde el suelo hasta la herramienta, estaba cubierta de oro. Al igual que con el cedro y la madera de ciprés, es posible que la piedra no aparezca. Y así, el capitolio en Roma, tal vez en imitación de este templo, sus techos y tejas se deslizaron con oro. Un templo magnífico, como este, estaba en Upsal en Suiza, como relata Olaus Magnus.

Debemos recordar que el Lugar Santísimo es una réplica del lugar donde Dios está en el cielo. Es por eso que las calles están pavimentadas con oro, y toda la ciudad es oro.

Apocalipsis 21:18 “Y la construcción de su muro era de jaspe; y la ciudad era oro puro, como vidrio transparente”.

Apocalipsis 21:21 “Y las doce puertas [eran] doce perlas: cada una de las varias puertas era de una perla: y la calle de la ciudad [era] oro puro, como vidrio transparente”.

Dios es un dios santo. Dondequiera que Dios esté, hay oro puro. No hay plata en esta ciudad mencionada en Apocalipsis, porque los cristianos ya han sido redimidos. La plata simboliza la redención.

 

Versos 23-35: El interior del Lugar Santísimo estaba dominado por “querubines” de 15 pies de altura (Éxodo 37: 7-9, 1 Sam 4: 4; Salmo 80: 1). También había querubines en el propiciatorio (8: 6-8). Las tallas en las “paredes” pueden haber sugerido el templo original, el Jardín del Edén, donde Dios compartió su presencia con Adán y Eva.

Según (2 Crónicas 3:13), estos dos altos querubines cubiertos de oro miraban hacia la puerta. Los querubines simbolizaban la asombrosa santidad del Dios soberano.

1 Reyes 6:23 “Y dentro del oráculo hizo dos querubines [de] olivo, [a cada uno] diez codos de altura”.

“Querubines”: estas dos criaturas aladas esculpidas, con caras humanas cubiertas con oro (Gen. 3:24; Ezequiel 41: 18-19), se erigían como guardias a ambos lados del arca (ver 2 Crón. 3: 10 13), y no deben confundirse con los querubines en el propiciatorio (véase Éxodo 25: 17-22). Los querubines representaban seres angélicos que eran guardianes de la presencia de Dios y estaban de pie a ambos lados del arca (8: 6-7), en el Lugar Santísimo. Tenían 15 pies de altura y 15 pies entre las puntas de las alas (versículos 24-26; vea la nota en Éxodo 25:18).

El aceite de oliva simboliza el Espíritu Santo. Esto es interesante porque los dos querubines para cada extremo del Arca están hechos de madera de olivo. Esto significa que los querubines tenían 10 codos, o 15 pies de altura. Como dicen los niños de hoy, eso es asombroso.

1 Reyes 6:24 “Y cinco codos [era] el ala de un querubín, y cinco codos la otra ala del querubín: desde la parte más extrema del ala de un extremo hasta la parte más extrema de la otra parte [diez] codos. “

Cuando se estira en un lado.

“Y cinco codos la otra ala del querubín”: Al otro lado él.

“Desde la parte más alta del ala, hasta la parte más alta de la otra ala, eran diez codos”: la mitad de la anchura de la casa.

1 Reyes 6:25 “Y el otro querubín [era] diez codos: ambos querubines [eran] de una medida y una talla”.

Es decir, sus alas estiradas miden tantos codos, al igual que las del otro.

“Ambos querubines eran de una medida y de un tamaño”: de la misma estatura y estatura, de la misma anchura de sus alas y de la misma masa de sus cuerpos. Eran de “trabajo de imagen” (2 Crónicas 3:10); muy probablemente en forma de hombres. Y esta uniformidad puede denotar el perfecto acuerdo de los ángeles; o bien el consentimiento de los verdaderos fieles testigos de Cristo en todas las edades. Todos aquellos que han estado de acuerdo en la persona, el cargo y la gracia de Cristo, tal como están representados por el propiciatorio y el arca, que estos querubines cubrieron con sus alas.

Las alas extendidas de los querubines estaban a 15 pies de la punta de una ala a la punta de la otra. Ambos querubines miden lo mismo.

1 Reyes 6:26 “La altura de un querubín [era] diez codos, y así [era] del otro querubín”.

Que se repite desde (1 Reyes 6:23); que se pueda observar, siendo de un tamaño extraordinario.

Estos querubines estaban de pie hacia atrás en cada extremo del Arca de la Alianza.

1 Reyes 6:27 “Y colocó los querubines dentro de la casa interior, y extendieron las alas de los querubines, de modo que el ala de uno tocó la pared [uno], y el ala del otro querubín tocó la otra pared y sus alas se tocaron en medio de la casa “.

El Lugar Santísimo.

“Y extendieron las alas de los querubines”: Los talladores que los enmarcaron, los forjaron en esa forma; O impersonalmente, las alas de los querubines estaban estiradas. Esta era la posición de ellos, eclipsaron y cubrieron el Asiento de la Misericordia y el Arca, e incluso los otros dos querubines que estaban en los extremos del Asiento de la Misericordia.

“Para que el ala de la tocó la única pared”: La pared sur.

“Y el ala del otro querubín tocó la otra pared”: La pared norte; alcanzaron de pared a pared, incluso toda la amplitud de la casa, que era de veinte codos, como lo fueron sus alas (1 Reyes 6:24).

“Y sus alas se tocaron en medio de la casa”: que eran diez codos, y eso era la extensión de las alas de cada uno de ellos; de modo que el ala del lado derecho de la una, estirada, tocó el ala del lado izquierdo de la otra en la misma posición. En (2 Cron. 3:13); sus caras se dice que son “hacia adentro”, o “hacia la casa”. Ya sea hacia el Lugar Santo, y así se enfrentaron a los que entraron y los vieron; o hacia la parte interior del Lugar Santísimo, de espaldas al Lugar Santo. O sus caras eran internas, y se miraban oblicuamente.

Todo el Lugar Santísimo tenía 20 codos, o 30 pies de ancho. Los dos querubines que tocan de ala a ala ocupan los 30 pies completos. La punta de sus alas toca la pared exterior en un lado y toca el ala interior de los querubines en el interior.

1 Reyes 6:28 “Y cubrió de oro los querubines”.

Esto puede denotar la pureza y la excelencia de los ángeles. O los preciosos dones y gracias del Espíritu; Con la que se adornan los testigos de Cristo.

Esto está diciendo que el oro puro cubrió los querubines.

1 Reyes 6:29 “Y esculpió todas las paredes de la casa alrededor con figuras talladas de querubines, palmeras y flores abiertas, dentro y fuera”.

“Palmeras”: una imagen que recuerda al Jardín del Edén (en Génesis capítulo 2). La palmera representaba el árbol de la vida desde el jardín.

Esta fue la estructura más magnífica jamás construida en la tierra. Alrededor de las paredes había tallas de querubines, palmeras y flores.

1 Reyes 6:30 “Y el piso de la casa lo cubrió de oro, dentro y fuera”.

Tanto el piso del Lugar Santo como el del Lugar Santísimo. De modo que se dice que las calles de la Nueva Jerusalén son de oro puro (Ap. 21:21). Esto expresa la pureza y la magnificencia de esto, particularmente la conversación sagrada de los que moran en la iglesia y en el cielo, significados aquí.

Los pisos fueron hechos de abeto para mayor durabilidad, pero también fueron cubiertos con oro puro.

 

Versos 31-35: Hubo una separación clara y magnífica entre las puertas entre el patio interior del templo (versículo 36) y el Lugar Santo, así como entre el Lugar Santo y el Lugar Santísimo.

Las “puertas” de madera de “olivo” fueron hechas para el acceso entre el Lugar Santísimo y el Lugar Santo. Puertas de doble hoja aún más grandes hechas de “abeto” se colocaron en la entrada del Lugar Santo.

(2 Crónicas 3:14), menciona que también había una cortina entre el Lugar Santo y el Lugar Santísimo, que tal vez recuerda el velo interior del tabernáculo (Éxodo 26: 31-36).

1 Reyes 6:31 “Y para la entrada del oráculo hizo puertas [de] olivo: el dintel [y] postes laterales [eran] una quinta parte [de la pared]”.

La puerta del Lugar Santísimo era una puerta de dos hojas o plegable, hecha de madera de olivo; tipico de cristo La puerta de la iglesia arriba y abajo; El camino al cielo y la vida eterna el verdadero olivo.

“El dintel y los postes laterales eran una quinta parte de la pared”; cuatro codos, veinte codos como la anchura del oráculo; o el dintel era cuatro codos. Veinte son la altura de la misma (1 Reyes 6:20).

La pared entre el Lugar Santo y el Lugar Santísimo estaba hecha de cedro cubierto de oro puro, pero la puerta estaba hecha de un olivo. Las puertas estaban cubiertas de oro y colgadas en bisagras de oro. Esto quiere decir que los postes de las puertas eran de 4 codos cuadrados. Esto significaría que estas puertas estaban juntas 6 pies de ancho. Una quinta parte de la pared sería de 6 pies.

1 Reyes 6:32 “Las dos puertas también eran de olivo; y esculpió sobre ellas tallas de querubines y palmeras y flores abiertas, y los cubrió de oro, y esparció oro sobre los querubines, y sobre el palmeras.”

Las dos hojas de la puerta, como se observó anteriormente, se repitieron por el adorno de ellas, como sigue.

“Y les hizo esculturas de querubines, palmeras y flores abiertas”: como en los muros (1 Reyes 6:29).

“Y los cubrió de oro”: Las dos puertas.

“Y esparce oro sobre los querubines, y sobre las palmeras”: Delgadas planchas de oro.

Estas dos puertas llenaron esta abertura de 6 pies de ancho. Se encontraron en el medio y colgaron de los lados. Estaban bellamente tallados y con madera de olivo cubierta con oro puro. Es como si el Espíritu Santo (aceite de oliva) estuviera entre el Lugar Santo y el Lugar Santísimo. El Lugar Santísimo es un símbolo del trono de Dios en el cielo.

1 Reyes 6:33 “Así también lo hizo para la puerta de los postes del templo [de] olivo, una cuarta parte [de la pared]”.

El lugar santo

“Postes de olivo, una cuarta parte de la pared”: Que era de cinco codos, su anchura es de veinte (1 Reyes 6:20). Esta puerta era un codo más ancho que el del Lugar Santísimo (1 Reyes 6:31), más al entrar en el uno que al otro; a medida que más van a la iglesia en la tierra que a la gloria celestial.

Quizás se trate de las puertas que entran en el Lugar Santo. Toda la pared tendría treinta pies de ancho. Las puertas ocuparían una cuarta parte de la pared, que sería de 7-1 / 2 pies. Nuevamente, estas puertas se están moviendo hacia un lado y se encuentran en el medio. Los postes son de madera de olivo. La madera de olivo no solo es hermosa, sino fácil de tallar.

1 Reyes 6:34 “Y las dos puertas [eran de] abeto: las dos hojas de una puerta [estaban] plegadas, y las dos hojas de la otra puerta [estaban] plegadas”.

Los postes eran de olivo, pero las puertas de abeto, y ambas eran puertas plegables, como se ve por lo que sigue.

“Las dos hojas de la puerta se doblaron, y las dos hojas de la otra puerta se doblaron; lo cual, al ocupar menos espacio, hizo que el pasaje se ensanchara (véase Ezequiel 41:24).

El abeto es duradero. Estas puertas conducen al patio exterior. Estas puertas tienen mucho más uso que las puertas del Lugar Santísimo. Solo el sumo sacerdote entró en el lugar santísimo.

1 Reyes 6:35 “Y esculpió [allí] querubines, palmeras y flores abiertas, y [los cubrió] con oro sobre el trabajo tallado”.

Como en las puertas del Lugar Santísimo (1 Reyes 6:32; véase Ezequiel 41:25).

“Y los cubrió de oro, encajó en la obra tallada”: se colocaron placas de oro, en cuanto a las dimensiones de los mismos, a los querubines, palmeras y flores abiertas.

Estas puertas fueron talladas bellamente y cubiertas de oro.

1 Reyes 6:36 “Y él construyó el patio interior con tres filas de piedra tallada, y una fila de vigas de cedro”.

“El patio interior”: este espacio cerrado y amurallado que rodeaba el templo también se llamaba “el tribunal de los sacerdotes” (2 Cron. 4: 9), o el “patio superior” (Jer. 36:10). La pared de ese patio tenía una capa de madera entre cada uno de los 3 cursos de piedra. La alternancia de vigas de madera con mampostería era común en la construcción mediterránea.

El “patio interior” que rodea el templo también se llamaba el tribunal de los sacerdotes (2 Crón. 4: 9), ya que el acceso estaba restringido a las órdenes sacerdotales. Para la corte externa o grande, en la que todas las personas fueron admitidas (ver la nota en 7:12).

Esto solo muestra la fuerza necesaria para esta corte.

 

Versículos 37-38: La construcción del templo tardó “siete años” en completarse, pero duró casi cuatro siglos. Sería la única estructura de Salomón reconstruida después del exilio.

1 Reyes 6:37 “En el cuarto año se colocó el cimiento de la casa del SEÑOR, en el mes Zif:”

“Cuarto año … mes Zif” (ver 6: 1).

1 Reyes 6:38 “Y en el año undécimo, en el mes Bul, que es el octavo mes, la casa se terminó en todas sus partes, y de acuerdo con toda la moda de la misma. Así fue que él cumplió siete años. construyéndolo “.

“Siete años”: desde la fundación hasta el acabado, el templo tardó 7 años y 6 bocas en construirse (ver nota en 2 Crónicas 5: 1).

Esto significa que se necesitaron siete años y seis meses para construir el templo. Su octavo mes sería nuestro noviembre.

1 Reyes Capítulo 6 Preguntas

  1. Se inició el templo, ¿cuántos años después de que los hijos de Israel salieron de Egipto?
  2. ¿Cuánto tiempo había sido rey Salomón, cuando comenzaron el templo?
  3. ¿Aproximadamente cuántos años después del nacimiento de Adán se inició el templo?
  4. Zif es lo mismo que mes en nuestro calendario?
  5. A partir de este momento, _____________ será conocida como la ciudad santa.
  6. ¿Cuánto duró el templo?
  7. ¿Qué tan ancho era?
  8. ¿Qué altura tenía?
  9. Las cámaras tenían __________ pisos.
  10. ¿Qué significa “más abajo”?
  11. ¿Cuáles eran los tamaños de los tres pisos?
  12. ¿De qué estaba hecha la casa?
  13. ¿Dónde estaban listas las piedras?
  14. ¿Cómo llegaron de piso a piso en las cámaras?
  15. ¿Qué es la “casa” en el versículo 9?
  16. ¿Qué altura tenía cada una de las cámaras?
  17. ¿Cuál fue el único lado que no tenía cámaras?
  18. La Palabra de Jehová vino a ___________.
  19. ¿Qué prometió hacer el SEÑOR si Salomón y el pueblo guardaban sus mandamientos?
  20. ¿Las paredes interiores del templo fueron hechas con qué?
  21. ¿Las paredes interiores estaban cubiertas con qué?
  22. ¿Cuáles eran las decoraciones en las paredes?
  23. ¿Qué simboliza el Arca?
  24. ¿Cuál era el tamaño del Lugar Santísimo?
  25. ¿El Lugar Santísimo es una réplica de qué?
  26. ¿Por qué no hay plata en el cielo?
  27. Elaceite de oliva simboliza el __________ _________.
  28. ¿Cuál era el tamaño de los querubines?
  29. Los querubines fueron superpuestos con ________.
  30. ¿El piso estaba hecho de qué?
  31. ¿Las puertas del Lugar Santísimo fueron hechas de qué?
  32. ¿Cuánto tiempo tomó construir el templo?
¡Y valóralo puntuando las estrellitas! 😉